Estudio Bioantropológico de poblaciones prehispánicas del Noroeste argentino. Análisis bioarqueológicos, genéticos e isotópico.

Código: 
PICT 2017-2044
Período: 
Lun, 01/01/2018 - 00:00 - Jue, 31/12/2020 - 00:00

Resumen: Con la finalidad de evaluar el impacto de los diferentes procesos sociales, económicos y ambientales en una perspectiva temporal amplia, este proyecto se propone, integrando los estudios bioarqueológicos y genéticos, realizar aportes al conocimiento de las dinámicas de las poblaciones prehispánicas, sumar al conocimiento de la variabilidad genética local y regional y por último identificar las posibles afinidades biológicas entre individuos provenientes de diferentes regiones del noroeste argentino: Valles Calchaquíes (Salta), Quebrada de Humahuaca (Jujuy), Puna y valles pedemontanos de Jujuy. Se tomará como eje temporal los Períodos Formativo (500 a.C. - 900 d.C.) y de Desarrollos Regionales (900 - 1430 d.C.). Se utilizarán indicadores bioarqueológicos, genéticos e isotópicos partiendo de un análisis intrapoblacional para luego realizar un análisis comparativo enmarcado en el contexto histórico-social particular entre las regiones seleccionadas. Esto permitirá profundizar las investigaciones sobre los estilos de vida, los procesos de cambio social y las historias de dispersión y evolución de las poblaciones. Se abordarán tanto el eje temporal como el espacial, correlacionando estos estudios con los postulados de la arqueología acerca de los procesos sociales a partir de los cuales las poblaciones pasaron de vivir en pequeñas comunidades con escasa desigualdad social en el período Formativo (500 a.C. - 900 d.C.), al afianzamiento de sociedades de tipo corporativas, con una serie de cambios en los modos de vida en el periodo de Desarrollos Regionales (900 - 1430 d.C.) que incluyen movimientos de concentración poblacional y abandono de sitios pequeños, competencia y conflicto social por el acceso a los recursos. Dichos procesos de cambio social se habrían dado de manera particular en las distintas regiones que conforman el NOA, producto de la heterogeneidad de prácticas sociales registradas por la arqueología. A su vez, habrían tenido repercusiones diferenciales en los modos de vida de las poblaciones, lo cual se vería reflejado en el registro bioarqueológico y en la diversidad genética. Los análisis que se realizarán comprenden la evaluación de indicadores bioarqueológicos de estrés nutricional - metabólico, dieta, uso del cuerpo, traumas, infecciones y deformaciones intencionales del cráneo. A esto se suma los aportes de los estudios isotópicos de carbono y nitrógeno que permitirán discriminar un consumo menor o mayor de grupos de alimentos y con esto inferir un modo de subsistencia basado mayormente en el consumo cárnico o vegetal. Para evaluar la composición genética de las poblaciones analizadas se determinarán los linajes mitocondriales mediante secuenciación de la Región Hipervariable I y, a fin de obtener una mayor resolución, de mitogenomas completos. Además, se analizarán STRs autosómicos y del cromosoma Y, incorporando así mayor información sobre las dinámicas intra- e interpoblacionales.

Director: 
Estado: 
En curso